asadito


  





Viernes feriado de sol. ¿Qué otra cosa se puede hacer más que ir a comer un asado con Ramiro? Almorzamos. Miramos algún partido mundialista que no recuerdo. Dormitamos en los sillones. Disfrutamos del sol de comienzos de invierno. Miramos algún otro partido mundialista. Y para la merienda hubo que ir hasta la panaderia a comprar torta de manzana y pastafrola. 
Un viernes que transcurrió mansamente.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares