una de cal y otra de harina

Primero las de cal: en verdad, no de cal, pero si de rodillo y esmalte y removedor y lija y etcétera... pintamos el dormitorio y estas fotos son de ese proceso. 
Las dos primeras del "antes" y las otras del "durante"... al "después" no llegamos aún.





Y las de harina... fueron estos muffins de mandarina y yogur que Cris anotó la receta, y los panes de Fede. Riquísimos!





Ah! y esta es porque fui muy valiente de cocinar calamares verdaderos por primera vez!

Comentarios

  1. Qué lindo che, renovarse es vivir dicen por ahí ;)
    Igual, qué época complicada para pintar che, por acá hay una humedad tremenda, no seca con nada!
    Por último, me dejaste con unas ganas terribles de comer mandarina :3

    ResponderEliminar
  2. También dicen que lo que mata es la humedad... y con lo de renovarse es vivir me hiciste acordar de Fernando Cabrera y su "diseño de interiores" ja!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares