aquí no ha pasado nada


Eso dice Moro después de su inspección por el terreno de la catástrofe... la cosa fue así con la tormenta de viento y lluvia del lunes se cayó el gomero del vecino (se partió). Por buena suerte el sábado habíamos sacado el auto y lo dejamos en el taller así que no le pasó nada. Moro no dijo como fue pero a él tampoco le pasó nada. El martes mientras esperaba que viniera el podador que llamó el vecino, el panorama era así...





Y mi cara era esta...


Pero finalmente a las 3 de la tarde llegó EL PODADOR!




Y después de un ratito el panorama era muy diferente...


Moro me acompañó en la recorrida y quedó conforme...


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Casa nueva

la vida secreta de las plantas