Misterio y deseos

 Primero, el  misterio. Este es un rompecabezas de 5000 piezas que hace un tiempo habíamos comprado,empezado a armar y guardado, y que decidimos llevarnos para estas vacaciones. Cabe aclarar que está resultando altamente complejo, por más que nos gusten los rompecabezas. Bueno, el misterio es que al día siguiente de la mudanza, en la vereda encontramos 6 piezas (de las cuales una estaba destruida y no la agarramos) que parecían pertenecernos. Al verificar la más reconocible con la caja, llegamos a la conclusión de que, sin duda, pertenecía al rompecabezas. Nos resultó imposible entender cómo se habían escapado a nuestro embalaje, que ya en el piso no permitía que se escapen piezas, pero no había duda con la pieza testigo que pertenecía al cuadro. A punto ya de tirarlo, de capricho, intento colocarla donde debería ir, pero descubro que aunque coincide en proporciones no lo hace en dimensiones, y ahi se sembró la duda. Lo conclusión sería que alguien en esos mismos días perdió en la misma cuadra donde hicimos la mudanza piezas de un rompecabezas de la misma marca y mismo dibujo que el nuestro, pero de menor tamaño. Son demasiadas casualidades, pero por ahora es lo que creemos que pasó. Esperamos a terminarlo para saber el mensaje final. Yo me pregunto si la moraleja será comprobar que las casualidades, de verdad, existen.


Luego los deseos:







Pastafrola de batata  





















Y oceanográfico de Valencia

Comentarios

  1. sin duda las coincidencias casuales no paran de existir!!!

    a veces me pasa que por ejemplo leo una frase en un libro y alguien pasa por al lado y dice lo mismo... sería igual de increible que lo de los rompecabezas?

    y quiero la receta de tu pastafrola de batata!!!

    besos
    ana

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares